+52 (999) 688 94 79 Calle 54 407B x 41 y 43 Centro Mérida, Yucatán

Micras de Paisaje

José Luis Díaz

 

 

En esta serie fotográfica se revelan como paisajes las superficies de insectos cotidianos, que son llevados al laboratorio para ofrecernos una nueva mirada microscópica que contrasta con su habitualidad.

Mi planteamiento es generar una metáfora que pone en sintonía la naturaleza curiosa del humano y la naturaleza, que forma parte de nuestro día a día y que tiende a pasar desapercibida. Su base parte de que no somos simples observadores de la naturaleza, formamos parte de ella, los paisajes internos se proyectan en el afuera y le dan sentido. Incluso en lo más mínimo podemos imaginar el mundo.

Los procesos científicos que elaboran sentidos y explicaciones para el afuera también están creando un mundo nuevo. Estos paisajes, obtenidos mediante la observación compleja con un microscopio electrónico de barrido, existen en la superficie de pequeños insectos y no podrían ser imaginados sin la ayuda de constantes mejoras tecnológicas que son instrumentalizadas para explicar el mundo. Estas mejoras tecnológicas, aunadas a la curiosidad humana, son las que crean los grandes avances de la ciencia, los que nos permiten luchar contra los grandes males que nos acechan y nos llevan a la búsqueda de soluciones.

Extender el concepto de naturaleza es necesario para lograr generar conciencia ambiental, representar lo habitual es vital para apreciar las intrincadas relaciones que con sutileza sostienen el entramado de nuestras vidas. Esto es posible gracias a la curiosidad humana que forma parte de la naturaleza misma. Necesitamos repensarnos como actores de lo natural, sentirnos de nuevo incluidos en su maraña. La única manera en la que los seres humanos romperemos la cadena de destrucción en la que estamos inmersos, es cuando nos demos cuenta de que no solo estamos rodeados de naturaleza, sino que formamos parte de ella.

Estas escenas existen más allá de nuestras lecturas, pero es gracias a ellas que podemos reflexionar y actuar. La curiosidad es el hilo conductor de posibles futuros sustentables.

José Luis Díaz (1974-2020)